Préstamo puente hipotecario

El denominado préstamo puente hipotecario, también llamado como hipoteca puente, es en realidad una hipoteca que se concede como financiación temporal.

Se trata de un producto financiero que es el que utilizan aquellas personas que desean adquirir una nueva casa y no poseen del tiempo necesario para vender su actual vivienda en condiciones beneficiosas.

En realidad se hipoteca la casa de la cual el deudor es propietario y evita así el tener que contratar un crédito personal.

La entidad financiera que concede el préstamo puente hipotecario se compromete a esperar por el plazo de un año para que el cliente tenga la posibilidad de vender su vivienda y hacer una reestructuración de su situación para obtener el crédito hipotecario que necesite finalmente.

Asimismo, las entidades financieras no ofrecen este crédito como tal, ya que si se hiciera muy popular podrían generarse iniciativas de tipo especulativo dentro de un mercado que se caracteriza por una revalorización de los precios de los inmuebles.


Préstamo puente hipotecario: una opción con beneficios adicionales

Entre las características especiales del préstamo puente hipotecario una de las mpás importantes es el hecho que el crédito se cancelará una vez obtenida la hipoteca definitiva.

Esta hipoteca definitiva es un crédito hipotecario tradicional y que se hace por un monto superior al de la hipoteca puente.

El préstamo puente hipotecario representa un riesgo elevado para el banco que lo otorga. Sin embargo, es de destacar que el pago se encuentra respaldado por dos propiedades del mismo cliente, la que ya posee y la que va a adquirir.

La denominación popular de hipoteca puente para definir el préstamo puente hipotecario hace referencia a aquellas personas que apuestan a la compra de una vivienda que aún no está construida disponiendo también de una vivienda propia.

Lo interesante de este préstamo puente hipotecario es el hecho que luego de recibir la vivienda nueva, cuando se ha terminado de construir, el cliente contrata una hipoteca tradicional y por una suma superior.

Con los fondos que recibe se hace la cancelación del crédito puente y se paga el precio de de la compra del inmueble nuevo.

La hipoteca puente es una alternativa a tener en cuenta para quienes poseen ya una vivienda que actúa como garantía del crédito puente, una solución que bien diagramada es muy conveniente para el deudor y por supuesto también para la entidad bancaria que otorga el crédito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *