Hipotecas fijas o variables

Llegado el momento de contratar una hipoteca como la única opción para la adquisición de una vivienda propia uno de los interrogantes que se plantean la mayoría de las personas es elegir entre hipotecas fijas o variables.

Y es bueno plantearse esto antes de contratar el crédito hipotecario ya que la diferencia de una a otra es notable y puede influir mucho en el presupuesto del deudor, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de las hipotecas son por plazos de tiempo extensos.

Asimismo, para hacer la elección correcta entre hipotecas fijas o variables debe primero calcularse cada una de ellas algo que puede hacerse utilizando un simulador de hipotecas.

Decidir entre hipotecas fijas o variables es uno de los aspectos más importantes antes de contratar este tipo de crédito y para ello es necesario tener en cuenta las principales diferencias que existe entre ambas.
Así, las hipotecas fijas se caracterizan porque su interés permanece constante durante todo el tiempo que dura el préstamo.

Esto significa que ya sea que suban o bajen los tipos de interés en el mercado el cliente siempre abonará la misma cuota cada mes, brindándole cierto grado de seguridad ya que si el interés sube la cuota no se verá afectada, pero con el inconveniente que si los intereses se mantienen bajos el cliente no se beneficiará con esto.


Hipotecas fijas o variables: hacer la elección correcta mirando hacia el futuro

Otra de las diferencias entre hipotecas fijas o variables es que en las fijas el plazo para amortizar el capital es menor y la comisión es mayor.

En cambio si entre las hipotecas fijas o variables se opta por las de interés variable, éste cambiará siempre en función de un índice determinado que puede ser Euribor u otros específicos del ámbito bancario.

La característica de este tipo de crédito es que tiene un plazo inicial generalmente de seis meses a un año, donde se aplica el interés que se pactó al firmar el contrato hipotecario.

A partir del período mencionado el acreedor hace una revisión y aplica el interés con más el índice de referencia pactado más un diferencia añadido que puede ser entre el 0,10% al 1,75%.

En la actualidad es posible encontrar hipotecas fijas o variables con tasas de interés muy competitivas, siendo la opinión de los especialistas en el tema crediticio que el euribor comenzará a subir por lo cual aconsejan tomar hipotecas que no sean a tasa variable.

También, es necesario antes de decidir entre hipotecas fijas o variables informarse bien ya que por lo general las de interés variable tienen un interés más bajo que las de tasa fija.

Asimismo, otra de las cosas a tener en cuenta antes de decidirse por hipotecas fijas o variables cuales serán las necesidades familiares a un plazo más largo, algo que es necesario prever ya que las hipotecas son siempre a 30 o 40 años.

Otra opción es recurrir a las hipotecas llamadas mixtas que hacen una combinación de un porcentaje de interés fijo y otro de tipo variable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *